Una de las mejores maneras de naturalizar un idioma que estamos aprendiendo es a través de una habilidad. Si estás aprendiendo español, por eso, te recomiendo aprender una habilidad en español. Por ejemplo, aprender a tocar la guitarra, tomar clases de canto, tomar clases de baile o de escultura, pero en español. Hacer un curso online o conseguir libros para aprender cosas en español.

Justamente eso es lo que estoy haciendo en este 2021, pero con otros idiomas (en mi caso, italiano y alemán). En el primer trimestre del año me dediqué a tomar clases de ajedrez en italiano. El trimestre siguiente, practiqué cocina italiana en italiano. En julio estoy empezando dibujo con birome (bolígrafo) en alemán. Para hacerlo, simplemente buscamos los recursos de aprendizaje (un curso, un libro, clases con profesores) en el idioma que queremos naturalizar.

Para hacer estos proyectos de aprendizaje recomiendo haber alcanzado al menos un nivel intermedio (B1). De esa manera será más cómodo y provechoso. Otra cosa importante es planificar la experiencia como un proyecto. En mi caso, elegí tomar un período de 3 meses con un compromiso de práctica diario o semanal.

El objetivo de aprender una habilidad en español (o en cualquier otro idioma extranjero), es tomar el idioma como una herramienta para hacer cosas en la vida cotidiana. Para aprender cosas, para divertirnos y para desarrollarnos. No olvides que los idiomas que aprendemos no son solo fines en sí mismos o recursos para comunicarnos con otras personas. También pueden ser un medio para aprender. Y, a lo largo del proceso, nos vamos a sentir más y más cómodos viviendo con y en ese idioma.

Si querés recibir novedades sobre mis proyectos de aprendizaje en idiomas extranjeros, suscribite acá a las novedades en walterfreiberg.com. Ese es el sitio en el que comparto contenido para aprender mejor y desarrollar habilidades de forma más efectiva 😊.