Aprender nuevas palabras y frases en español es clave para mejorar. Al aumentar nuestro vocabulario pasivo -lo que entendemos- aumentamos al mismo tiempo nuestro vocabulario activo -el que usamos para hablar o escribir. Lamentablemente, buscar el significado de una palabra que no conocemos casi nunca resulta suficiente para aprenderla y memorizarla a largo plazo. Por eso, necesitamos usar un método que nos ayude a recordar y mantener en nuestra memoria las cosas nuevas que vamos aprendiendo.

Mi método preferido para aumentar vocabulario es Anki. Anki es un SRS, o Spaced Repetition System (Sistema de Repetición Espaciada, en español). Es un sistema de flashcards digitales que se puede usar en una computadora, tablet o celular. Nos permite practicar con tarjetas de vocabulario creadas por otras personas, o bien agregar nuestras propias tarjetas. Personalmente, encuentro útiles ambas cosas. A veces uso mazos (decks) de tarjetas creadas por otros, y a veces creo mis propias tarjetas.

Para familiarizarnos con el sistema creo que lo mejor es comenzar practicando con un mazo prearmado. En este enlace pueden encontrar una lista de mazos de español para descargar y empezar a practicar. Mi consejo es descargar y probar varios, pero luego elegir uno solo y practicar todos los días por un tiempo con ese mazo. Eviten la tentación de practicar con diez o veinte mazos a la vez. Al menos al principio 😉.

Pónganse una meta realista para empezar. Por ejemplo, practicar 10 minutos por día, todos los días. Gran parte de la eficacia de Anki y otros sistemas SRS tiene que ver con la frecuencia de nuestra práctica. Si no practicamos todos los días el método ya no funciona tan bien. El algoritmo de Anki nos muestra las tarjetas que estamos por olvidar en el momento justo. Por eso, es importante practicar con constancia. Así vamos a aumentar nuestro vocabulario de forma gradual, día a día 🙂.