¿Qué te gustaría poder hacer en español? Cuando hablamos del para qué de algo pensamos en una o más finalidades. Algo que se vuelve posible. Una meta o un objetivo que, de pronto, toma entidad, se vuelve real. Algo que ahora no podemos hacer, pero que con práctica y constancia podemos alcanzar. Se trata de algo que nos motiva e inspira para practicar y seguir mejorando hasta llegar allí.

Una buena manera de reflexionar sobre este tema es ubicarnos en el futuro. Dentro de cinco años, por ejemplo. Podés imaginar una escena en la que estás usando el español con fluidez y comodidad. Estás viviendo en el idioma y poniéndolo en práctica en cosas que son realmente importantes para vos. Por ejemplo, estás en Barcelona en una reunión de amigos hablando español. Estás preparando una receta tradicional española mientras bromeás con tus amigos de España. Los demás elogian tu habilidad en la cocina y la naturalidad con la que hablás español. Notás que tu fluidez te sirvió para tener amistades más cercanas con hablantes nativos.

Si una de las razones por las que aprendés español es conocer y hacer amistades con hispanohablantes, entonces ese puede ser uno de tus para qué. Aprendés español para hacer amigos en español. Ese es apenas uno de los para qué que puede tener un estudiante de este idioma. Hay muchos más. El objetivo es descubrirlos y tenerlos siempre presentes. Eso es lo que más nos va a ayudar a mantenernos motivados en el proceso de aprendizaje de español 🙂.