Para quienes aprendemos idiomas, hay un antes y un después de Netflix. Con Netflix hay muchas cosas que resultan más fáciles, más entretenidas y más prácticas. Una de las mejores cosas que nos ofrece esta plataforma de streaming es la posibilidad de cambiar el idioma del audio y de los subtítulos. Dado que el español es uno de los idiomas más populares del mundo, vamos a encontrar una gran cantidad de contenido con audio y subtítulos en este idioma.

Una buena idea es volver a mirar contenido que hayamos visto en un idioma que conocemos, pero ahora en español (o en el idioma que estemos estudiando). Pueden ser películas, series, anime o documentales de toda clase. Según las búsquedas que hagamos y el tipo de contenido que miremos, Netflix luego nos empezará a recomendar cosas que puedan llegar a gustarnos. Podemos seguir esas recomendaciones personalizadas o mirar alguna reseña online de las últimas series y películas publicadas en la plataforma.

El catálogo de Netflix varía según el país desde el que estemos conectados. Esto significa que habrá algunas series y películas a las que solo podremos acceder conectándonos desde cierta ciudad y país. Hoy en día es posible conectarse a Internet a otras ciudades a través de un servicio de VPN. Esto puede ser una forma alternativa de conectarnos a los servicios de una ciudad sin viajar físicamente al lugar.

Si queremos ir un paso más y aprovechar al máximo el potencial de Netflix para aprender idiomas, podemos instalar alguna de las extensiones de Google Chrome. Mi preferida es Language Reactor (antiguamente, Language Learning with Netflix). Básicamente, estas extensiones nos permiten usar subtítulos dobles, buscar el significado de palabras mientras miramos un contenido en video y hasta marcar vocabulario y exportarlo en distintos formatos.

Aprender idiomas con Netflix no es solamente para los cinéfilos y para los amantes de las series. Hoy en día, es algo que también usamos los amantes de los idiomas para aprender de forma más entretenida 🙂.