Al practicar conversación en español puede ser útil preparar algunos temas. En lugar de hablar sobre temas aleatorios podemos hablar sobre cosas significativas para nosotros. Cada persona va a tener sus propios temas de conversación. Y estos temas están conectados a sus experiencias de vida. Las experiencias son individuales, pero los temas son generales.

¿Cómo conviene prepararnos para hablar en español? Una buena idea es escribir varias oraciones sobre algunos temas importantes. Algunos de los temas recomendados son: tu trabajo, tu familia, la ciudad en que vivís, el país en que naciste, tus hobbies, tus vacaciones, etc. Después de escribir algunas oraciones sobre cada uno de estos temas, te recomiendo verificar que no tengan errores. Podés pedirle ayuda a un hablante nativo de español.

Una vez hayas preparado tus temas de conversación, el próximo paso es practicarlos. Para empezar, podés grabarte hablando sobre estos temas durante un minuto. Si tenés un nivel intermedio o avanzado podés aumentar el tiempo a tres o a cinco minutos por tema. Puede ser más fácil si empezás practicando con gente con quien te sientas a gusto. Por eso, intentá practicar con tus profesores de español o con amigos que hablen el idioma. Eso te va a ayudar a reducir los nervios y la ansiedad.

Luego, es simplemente cuestión de practicar tus temas de conversación con nuevas personas, en distintas circunstancias. Probá hacerlo no solo en conversaciones individuales, sino también en grupos. Vas a ver que esta práctica va a aumentar tu confianza en las conversaciones que tengas en español 🙂.