¿Es posible practicar dos idiomas al mismo tiempo? En mi experiencia, sí: lo es. Es posible, pero con algunas salvedades. La primera es que vamos a tener que combinar dos tipos de medios: audio y texto. La segunda es que uno de los idiomas deberíamos tenerlo ya en un nivel intermedio o superior. Es decir, esta estrategia no resulta conveniente si la aplicamos con dos idiomas en los que somos principiantes.

Un ejemplo de práctica de dos idiomas de forma simultánea es el uso de videos con subtítulos. Supongamos que tu primer idioma es el inglés, que comprendés el español a nivel intermedio-alto y que estás empezando a aprender francés. Una forma de practicar dos idiomas en este caso sería mirar una serie de Netflix con audio en español y subtítulos en francés.

La ventaja de usar audio en un idioma que ya manejamos a un nivel intermedio es que nos ayuda a refinar nuestra comprensión auditiva (lo que mejora indirectamente nuestra pronunciación). También podríamos probarlo al revés: audio en francés y subtítulos en español. En este caso, podemos tener una mayor comprensión del contenido y —a la vez— aproximarnos al sonido del francés.

Es importante que para aplicar esta estrategia tengamos una buena comprensión de uno de los dos idiomas que estamos practicando. Comprender lo que sucede es importante, pero para eso no es indispensable usar siempre nuestra lengua nativa. También podemos usar otra que estemos aprendiendo. De esa forma, vamos a mantener el idioma que acabamos de aprender mientras aprendemos uno nuevo 🙂.