Un requisito fundamental para poder decir o escribir una palabra nueva en español es comprenderla. Solo podemos usar el vocabulario que entendemos, que comprendemos. En otras palabras: las frases y expresiones que usamos al comunicarnos son aquellas que aprendimos previamente a través de la lectura y de la escucha. ¿Cómo podría ser de otra manera? Sin embargo, al empezar a hablar o a escribir en un idioma extranjero, a menudo nos olvidamos de esto. Los estudiantes de idiomas que tienen en cuenta este aspecto, en cambio, intentan “activar” partes del idioma de forma gradual y controlada.

Una de las estrategias recomendadas para activar vocabulario pasivo consiste en empezar por un pequeño dominio, un pequeño tema en el idioma que estemos aprendiendo. Buscar un tópico bien definido que nos resulte interesante, en ese sentido, es una muy buena idea. Si nos gusta la pastelería vegana, podemos buscar un canal de YouTube en español en el que hablen de eso. También, buscar blogs, ebooks e incluso algún curso online (¡siempre en español!). El objetivo es exponernos a una colección de frases y de vocabulario específico para el tema elegido.

Luego podemos grabar videos cortos (entre 1 y 3 minutos funciona) hablando sobre eso que hemos visto. También, podemos escribir un resumen de lo leído o escuchado en no más de 200 palabras. Después de hablar o escribir sobre este tema, podemos mirar o revisar lo que creamos y buscar oportunidades de mejora. También es posible compartir nuestras pequeñas producciones con nuestro profesor o tutor de idiomas. italki es un muy buen sitio para conocer tutores de español (al ingresar a italki a través de nuestros links Spanish Novels recibe una compensación, sin costo adicional para vos). En lo personal, últimamente divido el tiempo de mis clases de idiomas en italki en práctica de conversación y corrección de textos que he escrito entre clases.

La práctica de conversación con tutores o con intercambios de idiomas también son excelentes oportunidades para activar vocabulario pasivo. Mi sitio preferido de intercambios es Conversation Exchange (lo uso desde hace más de 10 años). Puede suceder que te sientas nervioso/a ante la idea de practicar conversación con otra persona en un idioma que estás aprendiendo. Es normal 🙂 Todos pasamos por lo mismo. La única forma de atravesar esa etapa —que es temporal y no dura para siempre— es animándose. La práctica individual (la grabación de tus propios monólogos y la escritura) te dará la confianza que necesitás para tomar el siguiente paso: conversar en español.